jueves, 20 de agosto de 2009

ED PARKER KENPO KARATE


Este Gran Maestro nació en en Honolulu, en una familia de las más ricas de Hawai. Sus comienzos en el Kenpo Karate se dieron de la mano de uno de los fundadores del Arte, William Chow. El Kenpo Karate es una fusión entre el Kung Fu y otras Artes Marciales no chinas.
Parker se destacó inmediatamente, era perseverante pero además contaba con una gran facilidad para la práctica del Kenpo. Rápidamente logró un alto nivel marcial, por lo que con su excelente educación e inteligencia comercial decidió ir a Estados Unidos a difundir el Kenpo.
En 1956 abrió su primer gimnasio, debido a su reputación de gran maestro, los alumnos no paraban de llegar a su gimnasio. La curiosidad por el nuevo Arte Marcial, hizo que no solamente concurrieran a sus clases neófitos en el tema sino también expertos en otros Estilos marciales.
Ed Parker tenía una muy buena visión para los negocios, enseguida se dio cuenta de las posibilidades que existían en el mundo del cine, en Hollywood, lo que le permitiría promocionar su Estilo y difundirlo a nivel mundial. Pronto Parker se convirtió en el más reconocido entrenador de las estrellas de cine, y su Kenpo en el Arte Marcial de Hollywood.
En 1964, Ed tuvo una gran idea, organizó el primer Torneo Internacional de Karate en Long Beach, que estaba abierto a todos los Estilos, no sólo al Karate. Aparecieron los mejores competidores, maestros orientales y occidentales de varias disciplinas como: Kung Fu, Taekwondo, Tang Soo Do, Karate, etc. Ante tal variedad de competidores y Estilos, el público llenó el estadio y las inscripciones al torneo fueron muchas. Tuvo un gran éxito que se repetiría en los años posteriores, convirtiéndose en el mayor evento para las Artes Marciales del momento. Grandes competidores surgieron de estos torneos, pero hay una figura que brilló más que todos. Ed Parker conoció a un joven chino llamado Bruce Lee e impresionado por su técnica, condición física y filosofía de las Artes Marciales, lo invitó a que realizara una demostración en Long Beach. Bruce Lee aceptó y desde ese momento se dio a conocer, dejando a todos impresionados por sus conceptos revolucionarios.
Gracias a los contactos de Parker, Bruce tuvo acceso al mundo de la televisión, y comenzó a trabajar en la serie The Green Hornet, que lo catapultó al cine y de ahí al estrellato.
Por su parte, Ed también cosechaba éxitos con sus campeonatos, demostraciones y clases de Kenpo. Sus alumnos sentían un gran aprecio por él, lo respetaban y admiraban como artista marcial y como ser humano. Ed siempre sacaba lo mejor de sus alumnos, era exigente como maestro y como artista marcial era rápido, técnico y muy inteligente.
Al final de su vida contaba con una cadena de 170 gimnasios repartidos por el mundo, había formado a centenas de instructores y continuaba perfeccionándose en el Kenpo.
Impulsado por sus amigos de Hollywood, Ed participó en siete películas y coreografió varias más, escribió once libros sobre la técnica y filosofía del Kenpo. Lamentablemente, a comienzos de los 90, Ed Parker falleció dejando una huella imborrable en la historia de las Artes Marciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada