lunes, 9 de noviembre de 2009

YOSEIKAN BUDO


El fundador del Yoseikan Budo es el gran Maestro Hiroo Mochizuki nacido el 21 de marzo de 1936 en Japón.
Empezó a entrenar Artes Marciales de la mano de su padre que era décimo Dan de Aikido y asistente del Gran Maestro Morihei Ueshiba, fue también alumno del Gran Maestro Jigoro Kano. Con semejantes antecedentes, Hiroo Mochizuki contó con un gran profesor desde el comienzo.
Pero Mochizuki comenzó su Camino marcial con el Kendo además del Aikido y el Judo. Su padre además era experto en el uso de armas, le enseñó a manejar el Iai, Jo y Bo.
A los 18 años empezó a entrenar Karate con un alumno del Gran Maestro Otsuka, fundador del Estilo Wado Ryu.
Dentro de las armas, Hiroo entrenó también el manejo del Sai, la Tonfa y la Katana con el Maestro Koizumi, después se desarrolló en el entrenamiento del milenario Kenjutsu.
Pero Mochizuki era muy curioso y apasionado por las Artes Marciales por lo que investigó otras Artes y sistemas de combate, entrenó también Boxeo inglés y Boxeo francés (Savate).
Actualmente, además de su décimo Dan en su Arte, Hiroo es tercer Dan de Judo, séptimo Dan de Karate y posee el octavo Dan en Iaido, Aikido y Jiu Jutsu.
Hiroo comenzó a desarrollar su propio Estilo en el año 1970 y en 1975 creó la organización del Yoseikan Budo.
Hiroo Mochizuki explica que desarrolló el Yoseikan Budo en el intento de unificar las Artes Marciales que había aprendido durante tantos años de entrenamiento, incorporando las técnicas y conceptos que consideraba útiles y descartando aquellos que no le convencían. El Yoseikan es según Hiroo una forma de globalizar en un Estilo lo mejor del Judo, Karate, Aikido, Iaido, Kendo, Kenjutsu y todos los sistemas que entrenó.
En el Yoseikan Budo están presentes las armas, de hecho varias; como: Iai, Bo, Tonfa, Nunchaku, Sai, etc., pero con diferencias notorias en el manejo con respecto al Kobudo.
Hiroo Mochizuki entiende que es esencial aprender a utilizar armas para un completo entendimiento del Budo, las armas son el complemento ideal y desarrollan en el practicante destrezas que no se podrían conseguir con otro tipo de entrenamiento.
Si bien el Yoseikan Budo está constituido por diversas Artes Marciales japonesas y de Okinawa, tiene identidad propia. En los entrenamientos se puede apreciar una perfecta ejecución de técnicas encadenadas que se componen de golpes, proyecciones, inmovilizaciones, estrangulaciones, patadas, luxaciones, etc., por lo que es un Estilo muy bueno para la defensa personal.
Debido a la gran cantidad de técnicas que componen el Estilo Yoseikan parece complicado, pero el aprendizaje se da de forma natural ya que de acuerdo al desarrollo del combate se aplican las técnicas y dependiendo del adversario y su reacción, se elige por ejemplo un golpe, una proyección, una inmovilización, etc.
La gran cantidad de técnicas le brinda al practicante, según Mochizuki; un mayor abanico de opciones a la hora de combatir, conocer sus defectos y beneficios es esencial en el momento de contraatacar.
Hiroo Mochizuki cree en la eterna renovación del Estilo, si bien tiene una formación tradicional siempre incentiva a sus alumnos a investigar y aprender de otros Estilos para poder avanzar y completar su Budo.

2 comentarios:

  1. que onda gracias por el comentario

    me alegra ver blogs que se dediquen a la promocion de las artes marciales

    estamos en contacto


    muy buen blog

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, sin duda estamos en contacto.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

PUBLICACIONES RECOMENDADAS.

Entrada destacada

LOS FALSOS MAESTROS.

Desde los orígenes de las Artes Marciales han existido personas que se han beneficiado económicamente enseñando algo que desconocen o que h...