domingo, 26 de septiembre de 2010

BÖKH.


El Bökh o Lucha de Mongolia es un Arte Marcial muy antiguo, sus primeros registros datan del año 206 BC durante la Dinastía Han. De esa época se rescatan grabados en platos de bronce que representan luchadores en posturas de combate de Lucha.
Este Estilo surgió como una disciplina militar, una asignatura más del entrenamiento de los soldados para desarrollar la fuerza, la habilidad en el combate cuerpo a cuerpo y el coraje para luchar en batalla.

Genghis Khan (1206-1227) fue uno de los promotores del Bökh para fortalecer a sus soldados de la misma forma que lo hicieron los emperadores de la Dinastía Yuan (1271- 1368) que promovieron festivales de Lucha por todo el territorio en busca de los mejores en esta disciplina.

El Bökh se perfeccionaba técnicamente y los movimientos eran cada vez más elaborados con el tiempo, muchos extranjeros que llegaban a la capital Ulaanbaatar quedaban impresionados por el coraje de los luchadores y la fuerza empleada en cada combate.
Cada festival de Bökh reunía miles de espectadores y los luchadores pasaban a ser considerados héroes nacionales.


En los combates ambos luchadores ingresan al cuadrilátero a la misma vez para no restar importancia a ninguno de ellos, cada uno tiene a sus entrenadores y ayudantes en su esquina al igual que en el Boxeo. Se utilizan protecciones para el pecho, piernas y brazos, además pueden utilizar protecciones en los hombros. Generalmente realizan ejercicios de calistenia antes del combate y también realizan danzas rituales que los ayudan a interiorizarse con el combate.
El luchador que toca el suelo es declarado perdedor del combate de Bökh, el vencedor dedica su victoria a Dios ofreciendo su respeto al mismo y al público presente.

El premio que se llevaba el ganador de Bökh antiguamente eran cabras, ovejas, etc.
Los festivales de Bökh eran celebrados generalmente a fines de julio o principios de agosto, en el festival llamado Naadam, los combates no tenían categorías de peso y aunque parezca desigual las técnicas de lucha permitían que un luchador más pequeño venciera a uno más grande y fuerte.

El objetivo del combate es hacer tocar el suelo al oponente con el torso, rodillas y codos, en algunos Estilos de Bökh si cualquier parte del cuerpo que nos sean los píes toca el suelo se considera derrota.
Algunos Estilos de Bökh permiten patear a los píes del oponente para derribarlo si bien las técnicas más empleadas son las proyecciones similares a las de la Lucha Turca y el Wrestling o Lucha Grecorromana moderna.

El Bökh es un Arte Marcial porque posee estrictas reglas de conducta y el respeto con el que se tratan los luchadores es ejemplar. Por ejemplo, si durante el combate uno de ellos se ve incómodo por su vestimenta que se desarregla por los forcejeos, el luchador que ataca para su acción y espera que su oponente se acomode y pueda luchar en su mejor condición.
Otro ejemplo de humildad es cuando el vencedor derriba a su adversario lo ayuda a levantar antes de ofrecer su victoria a Dios y al público.
Sin importar quien venza o pierda, ambos luchadores estrechan sus manos y saludan respetuosamente al público.

El Bökh o Lucha de Mongolia es un Arte Marcial muy antiguo que forjó grandes luchadores y soldados en el pasado, actualmente es una parte muy importante de la cultura asiática que se mantiene viva en las competencias y festivales de Bökh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

LOS FALSOS MAESTROS.

Desde los orígenes de las Artes Marciales han existido personas que se han beneficiado económicamente enseñando algo que desconocen o que h...