martes, 18 de septiembre de 2012

¿ARTE MARCIAL O DEPORTE?



Hace muy poco finalizaron las Olimpíadas de Londres 2012, y algunas Artes Marciales formaron parte de las mismas como el Judo y el Taekwondo.
Aún continúan las discusiones acerca de la incorporación del Karate en las siguientes Olimpíadas, y hasta se proponen las MMA (Artes Marciales Mixtas) para Rio de Janeiro 2016, ya que Brasil es actualmente la máxima potencia en MMA.

Desde la incorporación del Judo como primer Arte Marcial en los Juegos Olímpicos, los más tradicionalistas han visto esto como un agravio, una forma de rebajar el Arte a un simple deporte.
Pero debemos considerar los objetivos distintos de cada persona al empezar a entrenar un Arte Marcial, que pueden ser desde mejorar la forma física, por salud, autodefensa y también deporte, competencia, superación, etc.; y nada de esto es algo malo, al contrario.

Los tiempos han cambiado y si bien antes las Artes Marciales eran cuestión de vida o muerte, hoy a no ser en caso de situaciones extremas, esto es inaplicable.
Por eso, el deporte es un incentivo para el entrenamiento, la competencia dentro de reglas limita las aplicaciones marciales por cuestiones obvias, aún así es beneficioso.

También es importante señalar que existen muchas Artes Marciales que nunca podrán ser deportes, de hecho ni siquiera participan en competencias, lo que es tan respetable como las que sí lo hacen.
Volviendo al tema de las Olimpíadas, el Taekwondo; por ejemplo, visto como deporte es un compendio de patadas que pocas aplicaciones tendrían en un combate real, pero hay que separar que es una faceta deportiva, donde las patadas puntúan más.

En Judo, las técnicas son más variadas incluso para el espectador que muchas veces no entiende que ocurre sobre el tatami, pero obviamente se suprimen técnicas peligrosas que sí serían eficaces en la defensa personal.
Hay que saber diferenciar las competencias deportivas de las aplicaciones reales, del aspecto marcial y filosófico que se enseña desde los orígenes de las Artes Marciales.
En mi opinión, el aspecto deportivo es excelente para la difusión de las Artes Marciales, esa era la visión de Maestros como Jigoro Kano, Gichin Funakoshi, Mas Oyama, etc., que acercaron a las universidades a las Artes Marciales a través de las competencias deportivas.

Se puede estar a favor o en contra de la incorporación de algunas Artes Marciales a las Olimpíadas, como por ejemplo el Karate, si esto ocurre las reglas limitarán al Arte, se unificarán las técnicas para que representantes de todos los Estilos puedan participar, se suprimirán técnicas, etc.; pero todo esto no hará desaparecer el verdadero Karate.

La incorporación de Artes como el Judo y el Taekwondo en las Olimpíadas no las “rebajó” a simples deportes, son una faceta más, otro objetivo para practicantes de las mismas, tan válido como el de la autodefensa o la búsqueda de la maestría en el Arte.

Siempre que estamos en vísperas de alguna Olimpíada surge la misma discusión,  si es válida la incorporación, la competencia, el deporte, etc.; en mi opinión esta es una de las limitaciones que aún tenemos y nos lleva a la confusión y discusiones sin sentido.

No creo que debamos definir tan estrictamente Arte Marcial o Deporte, en mi opinión el Taekwondo, por ejemplo; no deja de ser un Arte Marcial, lo que vemos en las Olimpíadas es su faceta deportiva.
Amigos, espero sus opiniones sobre este tema, y espero que les haya gustado el post, que simplemente refleja mi opinión.

10 comentarios:

  1. por lo que me han comentado maestros no es tanto el temor o el coraje de que desaparesca el arte marcial, sino que solo se enseñe como competencia y se pierda esa parte de la filosofia y el mistisismo que la envuelven, es como un profesor de matematicas que a dedicado su vuda a ellas y ve que las matematicas se enseñan de manera incorrecta, por eso ese repudio

    ResponderEliminar
  2. Creo que ambas facetas pueden coexistir perfectamente, y que cada practicante puede elegir si desea competir o no. Creo que depende más de los Maestros que de los practicantes, la responsabilidad del Arte es de ellos, y tienen la posibilidad en sus Dojos de entrenar competidores o no.
    Muchas gracias Humberto por expresar tu opinión aquí, un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. Interesante artículo Oz. Creo que como bien dices y coincido, la dos facetas pueden coexistir perfectamente.

    Sin embargo, en mi opinión, creo que esto es lo que diferencia un artista marcial de un deportista marcial.

    Para mi, un artista marcial no necesita medallas ni trofeos, no necesita competir, medirse o sentirse técnicamente superior a alguien. Creo que un verdadero artista marcial, un guerrero, utiliza su arte únicamente para defender y preservar la armonía.
    Un saludo y felicitaciones por el blog.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias amigo, es muy importante lo que compartes con nosotros y que de hecho olvidé mencionar en el post.
    Saludos, Oz.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que no hay nada de malo en introducirlo como deporte. Si que habrá gente que lo practique solamente en su ámbito más competitivo y deportivo pero habrá siempre gente que lo practique como el arte que es.
    El aikido por ejemplo, me suena que no se practica como deporte competitivo. Se hacen exhibiciones pero no torneos. Y se practica...

    Si convertirlos en deportes olímpicos hace que se practique cualquier disciplina marcial en más sitios...pues bueno es...

    Oz gran blog!! sigue así!

    ResponderEliminar
  6. Así es amigo, el Aikido no es un deporte, se hacen exhibiciones y esto no quita que sea un Arte Marcial, queda en cada persona elegir si desea competir dentro de las Artes Marciales o no. No se puede ser tan estricto y pensar que no pueden coexistir ambas facetas.
    Muchas gracias por opinar, seguiré así, un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  7. muy acertada tu opinión, hay que saber para qué o con qué propósito se practica un arte marcial. en lo personal me voy por el lado de la defensa personal, las competencias tal vez limiten la realización de todas las técnicas pero como que foguean al practicante en cuanto a la estrategia en combate que hace mucha falta para ganar confianza en uno mismo, lo que más me preocupa es que cada vez hay mas escuelas se artes marciales a las que nos les importa enseñar la filosofía del sistema que ofertan, creando una enseñanza basada solo en golpes y técnicas olvidando la sabiduría de sus creadores, saludos desde México.

    ResponderEliminar
  8. Eduardo, se trata de las necesidades de cada uno, algunas personas van a aprender a defenderse, otras a competir, algunas a mejorar su estado físico, etc., por eso me parece que lo más razonable es no juzgar a nadie y aprovechar todo lo bueno que nos brindan las Artes Marciales.
    Muchas gracias por tus comentarios, son muy importantes para conocer los puntos de vista de cada uno. Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  9. Saludos Oz, como uno de los mejores blogs de AM y muy buen contenido.

    Si bien es cierto que muchos dicen que tal o cual Arte Marcial ya se volvió deporte, tiene que ver y mucho el que esas personas no se acerquen a conocer el Arte Marcial que critican o que califican de deporte como deberían, es decir, en su practica. Si así lo hicieren, de ello concluirían que esos "deportes" en realidad constituyen una modalidad de competición del Arte Marcial susodicho. Lo criticable -y me parece que es lo adecuado- es que muchos Profesores (no todos) se enfocan demasiado en los contenidos de la faceta deportiva que olvidan o excluyen los elementos originales de su Arte Marcial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Considero que el "problema" viene cuando se pierde la filosofía de las Artes Marciales y se dejan de considerar los valores básicos como el Autocontrol, la Generosidad, el Respeto y el Honor (presentes en todas las Artes Marciales) y se comienza a enseñar que lo más importante es ganar, que ganar trae fama y prestigio, mientras que perder es igual a fracaso, y en mi experiencia en las artes marciales (las cuales practico desde niño) he visto cómo muchos 'maestros' toman más en cuenta el entrenamiento única y exclusivamente para competición (lo cuál a veces usan pare lucrar) que la enseñanza de las artes marciales como un estilo de vida y para el crecimiento personal. Y eso a mi parecer hace que se pierda el respeto hacia los Artistas Marciales, y por consecuencia que algunos maestros sientan esa aberración hacia la faceta deportiva de las Artes Marciales.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

LOS FALSOS MAESTROS.

Desde los orígenes de las Artes Marciales han existido personas que se han beneficiado económicamente enseñando algo que desconocen o que h...