jueves, 15 de enero de 2015

LAS BASES.


Este tema puede ser tan sencillo como complicado a la vez, depende de cuál fue el entrenamiento inicial, cómo asimilamos las técnicas básicas, quién nos enseñó y hasta la versión personal que utilizamos en nuestro estilo marcial.

Pero hay aspectos generales que se pueden señalar en las técnicas básicas de cualquier Arte Marcial. Por ejemplo las posturas que siempre (o debería ser así) deben ser firmes, tanto para golpear como para recibir golpes. Una postura inestable es el comienzo del fin para cualquier artista marcial, peor aún si debemos aplicarla en un combate real.

En algunos estilos de Kung Fu por ejemplo, existen posturas que se pueden denominar transitorias, por eso no son estables, esto es totalmente correcto aunque resulta más complejo el dominio de las mismas en esa transición.

Obviamente todas las posturas tienen puntos débiles, así como todas las técnicas pueden ser anuladas y ninguna es infalible. Para todo buen ataque siempre hay una buena defensa.
Si analizamos las bases en lo que a golpes se refiere, cuando comenzamos a entrenar un Arte Marcial, lo primero que aprendemos es el golpe de puño directo y la patada frontal.
Estas técnicas básicas que muchos cinturones negros creen dominar y hasta a veces desprecian, encierran una mayor complejidad de lo que aparentan. Personalmente he visto a cinturones negros que no cierran adecuadamente los puños, que se desestabilizan al patear y que no son capaces de alinear la cadera con el pie al ejecutar una 'simple' patada lateral.

Lo mismo ocurre con los Kata, Kuens, Tul, (formas en general); los básicos muchas veces son olvidados por los practicantes más avanzados o peor aún, mal ejecutados.
Las bases de un Arte Marcial son fundamentales, quizás a veces no somos conscientes de esto porque la forma de entrenar actual difiere mucho de los antiguos métodos de entrenamiento.
En los orígenes de los estilos marciales se entrenaban las bases hasta el hartazgo, no importaba el nivel del alumno, en cada entrenamiento las técnicas básicas eran infaltables.

Ahora muchas escuelas o dojos incorporan técnicas nuevas en cada clase, algunas que apenas sirven para exhibiciones y en realidad son totalmente inaplicables. De que sirve que puedas dar 10 patadas con la misma pierna sin bajarla al suelo, si no eres capaz de dañar a tu oponente.
Te pueden enseñar a dar codazos en giro pero si tu golpe de puño directo causa cosquillas al oponente, es inútil incorporar técnicas más complejas.

No estoy en contra del aprendizaje de nuevas técnicas, pero sin una buena base es perder el tiempo porque no mejorarás, tendrás la ilusión de ser más completo pero nada más.
Los mejores artistas marciales y campeones nunca dejan de lado las técnicas básicas, se especializan en algunas técnicas, incorporan otras pero nunca se alejan de las bases.


Para finalizar quiero resumir este artículo con una frase de un experto. 'No temo al hombre que es capaz de lanzar 10000 golpes distintos, temo al hombre que ha lanzado el mismo golpe 10000 veces.' Bruce Lee.

4 comentarios:

  1. Felicitaciones excelente tu blog, te invito a que le eches un vistazo al mio en: http://decimodan.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amigos, bienvenidos al Blog. Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno! Lo comparto con mis camaradas del Dojo, con tu permiso. Oss!

    ResponderEliminar

Entrada destacada

LOS FALSOS MAESTROS.

Desde los orígenes de las Artes Marciales han existido personas que se han beneficiado económicamente enseñando algo que desconocen o que h...